El Primer Septenio

Los primeros siete años en la vida del ser humano es una de las etapas más importantes para su  desarrollo. En esta etapa los niños y niñas están despertando al mundo. Todo lo conocen por medio de los sentidos y todo lo que perciben los impregna totalmente. Su cuerpo físico aún está terminando de formarse y sus fuerzas vitales están concentradas en este desarrollo.

Características del Jardín de Infancia Waldorf

Se respeta el ritmo

La pedagogía Waldorf respeta el ritmo de crecimiento en todo momento. No mete prisa en una intelectualización prematura, (lectoescritura o matemáticas) sino que se focaliza en desarrollar las bases para el aprendizaje más académico que se da en la primaria.

La ambientación refleja belleza, sencillez, orden, ritmo

Los espacios de los jardines infantiles tiene ciertas características que lejos de ser solamente estéticas son pedagógicas, desde los colores, la forma, los materiales y hasta la cantidad de luz están pensados para estimular al niño y dar un acercamiento y exploración del mundo adecuado.

Juguetes naturales

En las escuelas Waldorf los juguetes son materiales naturales, no tóxicos y sencillos que potencian la creatividad e imaginación en el juego libre.

Juego

El juego es la actividad natural de la infancia, por eso en la pedagogía Waldorf es parte vital del currículo. El juego creativo potencia su desarrollo físico, emocional y social, y le permite aprender a través de la investigación, la experiencia y el descubrimiento. En las escuelas Waldorf, los niños son libres en el juego; libres para desarrollar su fantasía e imaginación. A través del juego, el niño desarrolla los sentidos, a la vez que descubre las leyes físicas, socializa y se descubre a sí mismo. Es en el juego donde el niño, de manera espontánea, evoca las actividades de los adultos y comprende el mundo en el que vive.

Actividades artísticas

Dentro del ritmo semanal en que se organizan las actividades en el prescolar Waldorf se encuentran las actividades artísticas como la pintura con acuarela, dibujo con crayones de cera de abejas, así como modelado y manualidades. Dando las bases necesarias para un desarrollo en un futuro de la lectoescritura además de su imaginación, creatividad y expresión artística.

Actividades de la vida cotidiana

En la pedagogía Waldorf, el actuar de la maestra tiene la intención de ser un modelo digno de ser imitado, realizando actividades que tienen sentido e inspiren a los estudiantes a un juego libre creativo y saludable y que reflejen las aptitudes que como seres humanos necesitamos.